EnBici.eu, una página web sobre viajes en bicicleta

Estate al tanto de lo último que hemos publicado

Conoce algo mas sobre el proyecto de EnBici y sus creadores

Descubre viajes en bicicleta para todos los niveles

Todo lo que necesitas saber para viajar en bicicleta

Comparte tus experiencias e inquietudes

Cinco lugares muy conocidos para visitar en bicicleta

por EnBici       05.05.2014

 


 

 

Uno de los atractivos de viajar en bici es huir de la masificación de los circuitos turísticos mas conocidos y explotados, pero las rutas ciclistas te llevan muchas veces a grandes ciudades y sitios muy concurridos, porque al fin y al cabo son vías de comunicación y no tendría sentido que estén diseñadas para evitar estos enclaves de especial interés.

 

Asi que si hace un tiempo os hablábamos de " cinco lugares poco conocidos para descubrir en bicicleta ", hoy vamos a hablar de lo contrario: lugares muy conocidos que reciben millones de turistas cada año, y a los que sin embargo se puede llegar en bici por carriles segregados, agradables, tranquilos y seguros.

 

 

En muchas ocasiones, esta confluencia en un mismo espacio de rutas ciclistas con grandes entornos urbanos o complejos turísticos termina con la clara derrota de las primeras, y muchos carriles bici se difuminan en favor de carreteras, autovías y demás infraestructuras. Es entonces cuando lo que a priori era una interesante etapa ciclista se convierte en una mal trago por culpa del trafico, los agobios, o incluso por la imposibilidad de poder circular en bici. Sin embargo hay otros sitios muy turísticos y masificados, donde las rutas ciclistas han conseguido mantener un espacio propio, y se puede aunar la gratificante experiencia de viajar en bici con la visita a enclaves muy especiales. Hoy vamos a ver cinco ejemplos de entre los muchos que hemos encontrado en nuestros años de pedaleo por toda Europa.

 

 

 

Mont Saint-Michel, Francia

 

 

Uno de los monumentos mas concurridos de toda Francia con tres millones de visitantes anuales. Para llegar a esta abadía que se alza sobre un peñasco rodeado de mar existe un único puente de acceso, y acceder con coche en temporada alta puede ser una tortura de atascos y esperas para entrar y salir de los aparcamientos, y sin embargo, llegar en bici es realmente agradable. Puede recorrerse la bahía desde el Oeste por un carril bici desde el que se distingue la silueta del Mont Saint-Michel en la lejanía. Después por una vía verde se entra un poco hacia el interior cruzando un bosquecillo, y finalmente se gira al Norte para seguir la ria que nos llevara hasta el mismo puente de acceso.

 

 

 

Pasarela de acceso al Mont Saint-Michel reservada a peatones y lanzaderas de autobuses para visitantes

 

 

La vía de tierra compactada esta en bastante buen estado, y resulta sorprendente rodar en total soledad hasta un par de kilómetros antes del puente donde ya te juntas con todas las hordas de caminantes que acceden desde los aparcamientos y hoteles. Dependiendo de la época del año y de la hora a la que llegues, incluso se puede cruzar el puente en bici, pero llegados a "la roca", toca echar pie a tierra y decir adiós a la tranquilidad. Hay que dejar la bici fuera y adentrarse a pie en el recinto amurallado atestado de turistas.

 

 

 

Viena, Austria

 

 

La entrada a la capital austriaca, una ciudad de casi dos millones y medio de habitantes, y destino turístico de primer orden, resulta sorprendentemente fácil y agradable para los ciclistas.

Quizás no podía ser de otra forma siendo una de las mayores ciudades que cruza la preparadísima ruta del Danubio , pero lo mismo esperariamos por ejemplo de la entrada a Burgos por el Camino de Santiago, y sin embargo se llega cruzando autovías y polígonos industriales.

 

Sigiendo la ruta del Danubio, unos kilómetros antes de llegar a Viena hay una presa desde la que nace un canal lateral paralelo al río, y por la que se puede acceder a la isla central entre ambos. Esta isla de mas de viente kilómetros de longitud es un parque lineal lleno de arboles y praderas al que no pueden acceder los coches y que hace las delicias de los paseantes y ciclistas. 

 

 

 

Carriles ciclistas en la Isla del Danubio con Viena en el horizonte

 

 

Nosotros tras poco mas de cinco kilómetros la abandonamos cruzando uno de los muchos puentes peatonales que la conectan con el casco urbano a la altura a la que empieza el pequeño Danubio. Un canal artificial creado en la segunda mitad del siglo XIX y que discurre por el centro de Viena. Como no podía ser menos, en la rivera de esta canal hay un carril bici ancho y asfaltado que te lleva entre arboles, bancos y terrazas hasta el mismísimo centro de la ciudad.

 

 

 

Sanlucar de Barrameda. España.

 

 

Sanlucar de Barrameda es una ciudad de tamaño medio. No llegara a los setenta mil habitantes, aunque en verano su población se multiplica. Situada en la orilla este de la desembocadura del Guadalquivir, a orillas del atlántico, los accesos por tierra son limitados: por el norte viniendo de Sevilla, o desde el este si vienes de Cádiz, Jerez o el Puerto de Santa María. Al Oeste de Sanlucar queda la desembocadura del Guadalquivir y el Parque de Doñana; sin puentes que crucen el río ni carreteras al otro lado, es imposible acceder en coche o tren ... y sin embargo se puede llegar en bici por una de las rutas mas bonitas y originales por las que hemos pedaleado.

 

En Matalascañas empieza el parque nacional de Doñana y termina la carretera. Sin embargo las bicis tienen la oportunidad de continuar por la playa. Hay que esperar a la bajamar para tener una franja de arena húmeda por la que poder avanzar sin que se hundan las ruedas. Son mas de treinta kilómetros rodando entre la playa y el mar, disfrutando de un paisaje virgen y de la mágica luz de esta costa.

 

 

 

 

Al llegar a la punta de Malagar en la desembocadura del Guadalquivir, queda esperar a la barcaza que cruza el río y os dejara en el puerto de Sanlucar desde el que podréis adentraros en esta bulliciosa ciudad y descubrir sus plazas, sus callejuelas, sus patios, sus vinos y su gastronomía.

 

 

Nota: La etapa requiere cierta planificación. Hay que consultar las mareas y partir una o dos horas antes de la marea baja. Cruzar toda la playa os llevara unas cuatro horas a ritmo tranquilo y haciendo paradas. Tener en cuenta que aunque sea por arena húmeda, el pedaleo es costoso sobre todo si vais cargados con alforjas. Aseguraros que la barcaza esta en funcionamiento y confirmar los horarios (no hay otra forma de cruzar el río).

 

 

 

Bolzano. Italia.

 

 

La capital del Alto Adagio cuenta con mas de cien mil habitantes. Es el centro comercial e industrial mas activo de esta turística región. Desde el Norte y el Sur el acceso a la ciudad se hace a través de la Vía Claudia-Agusta, por los carriles bici que discurren paralelos al Río Adigio. Son unos carriles bici perfectamente asfaltados que discurren bien por isletas centrales del río o por la orilla por la que no va la carretera principal. Es una ruta completamente separada del trafico rodado que incluso tiene sus propios puentes para peatones y bicicletas. Para llegar al centro solo hay que dejar el Adigio y remontar uno de sus afluentes, el Eisack. Este río es el que nos guía a la otra entrada de la ciudad, que se hace por su margen izquierda, y que tiene también un estupendo carril bici. La autopista va por la otra orilla del río, así que la carretera de esta orilla es relativamente tranquila, y aun así han asfaltado un estupendo carril bici que va unos metros mas alto metido en el bosque.

 

No es la excepción en la zona. Los carriles bicis de Sud-Tirol y Dolomitas son quizás los mejores que nosotros hemos recorrido. Cientos de kilómetros con puentes, túneles y hasta carreteras de montaña construidas solo para bicicletas que ademas circulan por un entorno increíble.

 

 

 

Carril bici cercano a Merano

 

 

Es una región. muy turística, y que sin embargo se puede recorrer con toda la tranquilidad del mundo, sin pisar un metro de carretera y rodando en total soledad por senderos y carriles bici, pero disfrutando a su vez de los cientos de restaurantes, hoteles, visitas culturales, y bullicio de los animados pueblos y ciudades que puedes visitar.

 

 

 

Ratisbona

 

 

Para finalizar esta lista de cinco sitios muy conocidos que se pueden visitar en bicicleta, hemos elegido Ratisbona; una ciudad alemana de cientocincuentamil habitantes a orillas del Danubio.

Podíamos haber elegido otras muchas ciudades alemanas a las que es fácil entrar en bici, especialmente aquellas por las que pasan rutas fluviales como Coblenza, Pasau o Dresde.

 

A Ratisbona se puede llegar desde el Norte por la margen izquierdo del Río Regen siguiendo el carril bici de la rivera (Regentalradweg R5). También se puede llegar desde el Noroeste por otro de los afluentes del Danubio, el Naab, y como no, desde el Oeste o el Este por el carril bici del Danubio.

 

 

 

 

Vengas de donde vengas siempre puedes seguir los caminos a orillas de los tres ríos que confluyen en Ratisbona hasta llegar a uno de los puentes para bicis que te lleven a la orilla que quieres. Así puedes llegar entre arboles y parques hasta el centro histórico de esta ciudad universitaria patrimonio de la humanidad desde el 2006, llena de plazas, calles peatonales, terrazas, clubes nocturnos y Biergarten al mas puro estilo bávaro.

 

 

 

 



Comentarios

 

Añadir nuevo comentario

 

Nadie

Ubicacion: Ninguna

 

Nadie ha comentado todavia este articulo

¡ animate y se el primero !

 

Añadir nuevo comentario

 

Bicicleta y accesorios

 

Como elegir tu bici. Cual es tu talla. Bicis para chicas. Consejos sobre sillines, cubiertas, etc. Como equipar tu bici para viajar.

Ropa y equipo

 

Todo lo que tienes que llevar para un viaje de varios días (alforjas, saco, tienda, botiquin, chubasquero, ...)

Mecánica

 

Aprende a mantener tu bici en estado de revista. Como y cuando cambiar componentes, etc.

GPS y orientación

 

Todo lo relacionado con esos aparatejos. Los mejores para la bici, donde encontrar mapas, como crear tus rutas, etc.

... en ruta ...

 

Como elegir las rutas, viajes para primerizos, como rodar con viento, como transportar la bici, etc.

Cajón de sastre

 

Todo lo demás. Reflexiones varias y variopintas.

 

 

Nuestros viajes no son grandes aventuras ni retos deportivos. No buscamos llegar a sitios ignotos, ni batir ninguna marca. Viajamos despacio, disfrutando del camino. Nos gusta desconectar y relajarnos, viajemos por un mes o por un fin de semana.


EnBici no quiere ser solo un blog donde contamos nuestras cosas. Pretende ser un espacio abierto a todo el que quiera decir algo relacionado con la bici. Por eso creamos el foro, y por eso os pedimos que nos mandéis vuestras rutas, vuestros consejos, vuestras ideas. Si os gusta la página y la encontráis útil, la mejor contribución que podéis hacer es la de involucraros y participar en el proyecto para hacer que siga creciendo.