Buscar dentro de www.enbici.eu
 

El cambio interno Rohloff


por EnBici 21.02.2016

 

 

Por fin tenemos en casa a Rodolfo con su nueva bici.

 

No. No es que nos visite estos días ningún amigo cicloturista, es que ya nos ha llegado nuestra nueva bici con cambio interno de la marca Rohloff al que cariñosamente llaman "Rodolfo" algunos de sus satisfechos dueños. Su nombre completo es Rohloff Speedhub 500/14, y es toda una pequeña gran caja de cambios integrada en el buje trasero de la bici  capaz de sustituir al tradicional sistema de marchas con platos y piñones.

 

 

rohoff rojo

 

Lo tienes en varios colores, y nosotros hemos cogido del mas chillón

 

 

Aunque poco conocido en España, no es ninguna novedad en el mundillo ciclista. Este cambio interno se lleva fabricando en Alemania desde 1998 sin haber sufrido grandes modificaciones en su diseño. No fue el primero ni es el único, pero sin duda es el que mejores prestaciones ofrece, y después de tantos años en el mercado sigue siendo el mejor cambio interno que se puede comprar ... si puedes gastarte 1000€.

 

El principio de funcionamiento es muy similar al de las cajas automáticas de los coches. Mediante un sistema de engranajes epicicloidales, con sus planetarios, sus satélites y sus coronas, se consiguen los ratios de desmultiplicación de las diferentes marchas. No hace falta ningún sistema de embrague ya que las diferentes piezas siempre están engranadas, y simplemente frenando unos u otros elementos se consiguen los diferentes ratios de transmisión. Gracias a este conocido mecanismo, la casa Rohloff ha conseguido un cambio de catorce marchas compacto y de peso contenido.

 

Su punto fuerte es la durabilidad sin tan apenas necesitar mantenimiento. Todo el mecanismo va en un baño de aceite dentro de una carcasa perfectamente sellada, así que no necesita limpieza ni engrase. Solo te tienes que preocupar de cambiar el aceite cada 5000 km y listo. Es cierto que sigues necesitando un plato y una cadena para "conectar" el Rolhoff a las bielas, pero es un sistema de transmisión sin tensor, de piñón y plato fijo, y que trabaja siempre perfectamente alineado. Los componentes no sufren los esfuerzos de una cadena "cruzada" cambiando de platos y piñones, y por lo tanto no tiene tan apenas desgaste ni necesita tantos cuidados.

 

Otra ventaja es un funcionamiento fiable sin necesidad de ajustes periódicos. Adiós a tensar la sirga del desviador, a los saltos de cadena, y a los piñones que no entran.

 

Pero es que ademas el Rohloff, al contrario que otros cambios internos, ofrece un rango de marchas similar al que tiene en una bici de montaña con un sistema de cambio clásico.

En este grafico podéis ver las relaciones de marcha de una bici con 3 platos (42/32/24) y 9 piñones (12-34) frente a un Rohloff (con piñón de 16 y plato de 40 dientes).

 

 

 

Infografía de la casa Rohloff comparando los desarrollos de un sistema de tres platos y nueve piñones contra el cambio interno Rohloff

 

 

Como veis, las catorce marchas del "Rodolfo" cubren el mismo rango de desmultiplicación que el sistema tradicional, pero es que además ninguna esta repetida y los "saltos" entre marchas son graduales y homogéneos. No hay que andar buscando la combinación de plato piñón que te da el siguiente desarrollo ni preocuparse por cruzar la cadena. Se pueden cambiar de golpe tantas marchas como necesites girando el cambio tipo "grip shift" en un sentido u en otro, e incluso pueden cambiarse las marchas en parado, algo muy útil en ciudad o cuando tienes que arrancar en cuesta llevando la bici cargada.

 

Pero no todo son ventajas: el primer y principal inconveniente es el precio. El "Rodolfo" te puede costar en torno a los 1000€ frente a los 350€ que te cuesta un grupo XT completo. Es una inversión importante, aunque si es verdad que un Rohloff llega fácilmente a los 60.000 o 100.000 kilometros con solo ir haciéndole los cambios de aceite, a la larga debería ser la opción mas barata para los que hacen muchos kilometros.

 

El peso también es algo mayor que el de un sistema de cambio tradicional. Una bici con "Rodolfo" se te va a "engordar" algo mas de medio kilo, pero para los que luego cargamos con veinte mas de equipaje no creo que estos gramos de mas sean ningún problema.

 

Bueno, pues esta es la teoría; ahora toca ver como se porta en la práctica. En unas pocas semanas, cuando tengamos un poco de experiencia con este sistema de cambios, os contaremos lo que opinamos de el. A ver si como dicen algunos es un capricho para quien busca un toque de exclusividad, o si como dicen otros muchos que lo han tenido es un sistema que supera en muchos aspectos a los cambios externos, y que si no ha terminado de implantarse masivamente, es porque las casas comerciales mas potentes no están interesadas en componentes sempiternos de diseño inmutable, sino en sistemas "fungibles" en continua y absurda evolución que mantienen un flujo constante de nuevas adquisiciones.

 

Da que pensar que una pequeña compañía que fabrica en Alemania, con una producción anual de unas 20.000 unidades montadas artesanalmente, y que lleva 20 años con el mismo producto sin casi cambios ni mejoras, siga superando ampliamente en prestaciones a los sistemas de cambios internos de las grandes marcas de ciclismo.

Si existe un nicho de mercado para el cambio Rohloff aun costando tres o cuatro veces mas que el tradicional ¿como es que Shimano o Sram no han sido capaces de desarrollar (o copiar) un sistema que producido en masa sería mucho mas barato y que llegaría a muchos mas clientes? ¿de verdad estas compañías a las que tanto les gusta la innovación en sus sistemas de cambios, que nos convencieron de dejar los cambios de 3x9 por los 2x10, y que ahora nos venden el 1x11, no han sido capaces de mejorar productos como el Alfine para hacerlo mínimamente competitivo? ¿o es que simplemente no están interesados en fabricar "cambios para toda la vida"?

 

En unas pocas semanas os contamos ...

 

 


 

 

Primeros 1000 km con el Rohloff


por EnBici 20.08.2016

 

 

Bueno, pues ya llevaremos algo mas de mil kilómetros usando nuestra pareja de Rodolfos, y como os prometimos, aquí estamos para contarlo.

 

 

 

Aquí están nuestros Rodolfos tras varios días de ruta

 

 

Pero vayamos por partes:

 

 

Desarrollos

 

 

Nosotros hemos montado en nuestras bicis un plato de 42 dientes y el piñón estándar del Rohloff de 16 dientes. En el gráfico podéis ver el desarrollo con los cambios que llevábamos en nuestras anteriores bicis de montaña; montábamos platos de 44-32-22 con cassette de 9v 11-32, que nos daba un rango de desarrollos muy amplio aunque mal escalonados. Como los diámetros de rueda y la longitud de bielas las hemos mantenido, hacemos la comparativa con la relación de transmisión calculada simplemente como las vueltas que gira la rueda trasera por cada giro completo de los pedales.

 

 

 

La realidad es que hemos perdido algo de rango tanto en la marcha mas corta (0,73 frente a 0,69) como en la mas larga (3,85 frente a 4), pero no lo hemos notado ni vemos que nos falte desarrollo para el uso cicloturista que les queremos dar a las bicis. De hecho, el Rohloff nos da un rango algo mas corto que los 3x9 (tres platos nueve piñones) o 3x10, pero mayor que los 2x10 o 1x11 que tan de moda se están poniendo ahora en bicicletas de montaña, y por supuesto mucho mayor que cualquier bici hibrida o de carretera que monte un sistema de dos platos.

 

A cambio hemos encontrado que el escalonado tan regular de las marchas en el Rohloff resulta muy cómodo; el incremento de desarrollo entre cualquier par de marchas consecutivas del Rohloff es prácticamente idéntico (entre un 13,5% y un 13,7%), lo que hace muy fácil encontrar una marcha en la que vayas cómodo. Si lo comparamos con nuestro anterior cambio 3x9, teníamos saltos sobre todo en el plato pequeño de de hasta el 17%, y si no usábamos las marchas que están tachadas en rojo en las que la cadena va muy cruzada de hasta el 28%.

 

 

 

Facilidad y rapidez del cambio de marchas

 

 

La verdad es que cambia bien aunque no es perfecto. Cuando no estas haciendo mucha fuerza sobre los pedales cambia sin ningún problema , sin embargo, si estas pedaleando intensamente es posible que notes cierta resistencia al girar el puño o incluso que no consigas meter la marcha (sobre todo al cambiar de la 8 a la 7). En estos casos en los que quieres cambiar de marcha en pleno esfuerzo hay que acostumbrarse a sincronizar una ligera reducción de la presión que haces sobre los pedales y el giro de muñeca. Con la practica es suficiente aprovechar el momento en el que los pedales están en el punto muerto (verticales), que es cuando tan apenas se hace fuerza, para meter la marcha.

No es nada muy diferente a lo que tienes que hacer con un cambio normal con el que también hay que bajar la intensidad del pedaleo para facilitar el salto de piñón. Yo diría que cuando le coges el truco al Rohloff el cambio es mas rápido y fácil que en un cambio de piñones externo, y desde luego, muchisimo mas rápido y efectivo que si lo que toca es cambiar de plato.

 

La selección de la marcha es mucho mas intuitiva. Con el sistema tradicional hay que ir pendiente de la combinacion plato-piñón para no cruzar la cadena, y cuando hay que cambiar de plato toca también cambiar de piñón para buscar el siguiente desarrollo. Con el Rohloff te olvidas de todo eso: si quieres mas desarrollo giras para un lado, si quieres menos para el otro.

 

 

 

Estas son las manetas de nuestros Rohloff

 

 

Otra ventaja del Rohloff es poder cambiar varias marchas de golpe con la misma rapidez y efectividad. Si te sorprende un repecho y te quedas clavado, de un golpe de muñeca bajas dos,tres o cuatro marchas de golpe sin ningún problema.

 

Cambiar en parado, o cuando no estas pedaleando, tantas marchas como quieras es también una gran ventaja. Si tienes que detenerte en un semáforo, o simplemente te paras a descansar o sacar una foto en mitad de una subida, puedes cambiar a una marcha mas corta antes de reanudar el pedaleo, y así arrancas sin problemas.

Lo mismo pasa si vas bajando con una marcha larga y por ejemplo, justo al salir de una curva te encuentras una rampa tremenda para llegar a un puente que cruza la carretera; con el sistema tradicional te da tiempo a subir uno o dos piñones (o si estas atento bajar un plato) y con eso tienes que tirar para arriba; con el Rohloff haces un giro de muñeca y saltas tantas marchas como quieras sin tener que pedalear, simplemente dejas que la inercia te lleve a la cuesta, y cuando das la primera pedalada estas en la marcha que has elegido.

 

En resumen, sin ser perfecto, mucho mas cómodo y versátil que los cambios externos al uso.

 

 

 

Ruidos

 

 

Cuando empezamos a rodar con nuestras bicis perfectamente limpias y engrasadas, el Rohloff nos pareció algo ruidoso. Con los kilometros ha mejorado algo, pero cuando pedaleas con la marcha 6 se escucha un sonido metálico de engranajes (en la 7 también aunque menos). En la pagina de Rohloff dicen que es el ruido normal de los engranajes de dientes planos girando, pero la verdad es que se nota mucha diferencia con el resto de marchas, e incluso se nota un poco de vibración en los pedales, así que estamos casi seguros que el problema es que alguna parte del sistema entra en resonancia.

 

A cambio, también hemos notado que la cadena cuando se ensucia no se vuelve tan ruidosa. Suponemos que tendrá que ver con que siempre se mantiene una linea de cadena perfecta, así que a medida avanzaba el viaje (y tener en cuenta que en Bretaña encontramos barro, arena y agua), las bicis no nos iban pareciendo tan ruidosas si nos acordamos de lo mal que sonaban las cadenas de las bicis viejas tras varios días de ruta. Aunque la verdad es que esto no se si es un punto a favor del Rohloff, o en nuestra contra por ser tan descuidados con la limpieza y el engrase ...

 

El tercer ruido que queremos resaltar es el de "piñón libre", es decir, cuando avanzas sin pedalear. Así como del "runrun" de la sexta marcha si que habíamos oído hablar, de este no, y nos ha sorprendido que el Rohloff es ostensiblemente mas ruidoso y que ademas el ruido cambia dependiendo de que marcha llevas engranada.

 

 

 

Eficiencia

 

 

La verdad es que nosotros no hemos notado que nos costara mover mas las bicis, y seguramente no hay nadie capaz de evaluarlo subjetivamente. Algunos dicen que al meter la 6 se nota como cuesta esfuerzo mover el Rohloff, pero la verdad es que creemos que es la sugestión de oír los ruidos de engranaje de los que os acabamos de hablar. Si miras los graficos de rendimiento de la casa Rohloff, precisamente la sexta marcha es de las mas eficiente del primer grupo de siete marchas (que si que son mas ineficientes que las ultimas siete en las que solo trabajan dos de los tres juegos de planetarios).

 

De nuevo según la casa Rohloff, la eficiencia de su sistema comparado con un cambio tradicional limpio y recién engrasado es algo peor en el rango de las primeras siete velocidades, y casi esta al mismo nivel en los rangos de las ultimas siete, pero sin embargo, si se compara con un sistema tradicional después de 1000 km de uso, el Rohloff es ligeramente superior en las primeras siete, y claramente mejor en las siete ultimas.

No explican bien cuales son las condiciones en las que se han rodado estos 1000 km ni el estado de limpieza de cadena plato y piñones, pero de alguna forma refuerza lo que esperábamos del Rohloff: no lo compramos buscando ganar eficiencia, sino buscando un sistema robusto  y que no fuera tan sensible a ajustes, limpiezas y engrases.

 

De momento, y aunque nos quedan muchos miles de kilometros por rodar antes de dar nuestra opinión definitiva, no tenemos queja.

 

Continuara ...

 

 


Comentarios de los lectores

 

 

Añadir nuevo comentario

 

Avatar de Usuario

julotano

julotano comento el 25/03/2016 :

 

Interesante artículo. Conozco de la existencia de Rholoff hace tiempo. No tengo comentarios de ningún usuario. Espero tenerlos ahora. No me cabe duda del perfecto funcionamiento del producto, pero en estos tiempos en los que tanto se valora y se paga el ahorro (a veces ridículo) de un gramo, estos productos tienen perdida la batalla y la guerra. 

Es el  caso de nuestro producto nacional "Rotor". No hablo del plato ovalado, usado ya por los años 60, sino del sistema perfectamente pensado que ahorra una pequeña parte del momento de fuerza de una pedalada. Conozco a gente que lo ha usado con total satisfacción, pero lo ha terminado dejando tirado en un rincón. Es muy costoso y pesa. Sólo serían válidos estos sistemas para los que amamos el viaje en bicicleta, pero somos demasiado pocos  y no podemos alimentar una cadena de producción. Todo va por otros derroteros. Ahora asistimos a la eliminación del segundo y tercer plato de las bicis de montaña. Plato único. Bicicleta ligera y funcionamiento perfecto. Desgastes reemplazables con poco coste...

Ojalá está caja de cambios te enamore...pero  siempre habrá que pensar en la sustitución de la única corona y plato...

 

Avatar de Usuario

Manuel

Manuel respondio el 26/03/2016 :

 

Hola Julotano,

 

La verdad es que lo que estamos buscando con el Rohloff por encima de todo es fiabilidad y poco mantenimiento.

En mi bici de montaña pienso seguir montando mi casette y desviador. Me va bien y no me importa limpiarlo y engrasarlo cada cierto tiempo, ni tener que ajustarlo de vez en cuando, y si algun dia me da problemas, pues de vuelta a casa y lo reparo.

Sin embargo para las salidas alforjeras queremos otra cosa. La verdad es que durante los viajes tenemos lluvia, barro, arena, y pocas oportunidades de hacer una limpieza y engrase. Por eso nos llama la atencion el Rohloff, porque en principio es "indestructible" y no "pide pan". Si tenemos la mas minima averia nos habra defraudado, pero si nos permite hacer kilometros y kilometros sin preocuparnos lo mas minimo del mantenimiento, seremos clientes satisfechos.

 

Respecto al piñon y el plato, no creo que nos den problemas. Ambos son de acero de unos 3 mm de grosor; nada que ver con los platos y piñones de las bicis con cambios (y lo mismo pasa con la cadena). Ademas no necesitan rampas ni geometrias especiales en los dientes para favorecer el cambio, asi que todos los dientes son "completos" y simetricos, lo cual ademas de todavia mas resistentes, los hace reversibles. Es decir, que si se desgastan los dientes, les das la vuelta y vuelves a tener plato o piñon nuevo. Vamos, que creo que tendremos piñon, plato y cadena para rato ...

 

polyciclo

polyciclo comento el 11/07/2016 : "tesnologia" a precio de oro

 

Sopla Manuel, me has dejao loco con el precio del cambio ¡¡1.000 machacantes ¡¡ supongo que eso sera ya montado, porque si hay que sumarle la mano de obra ya el precio es exhorbitante,  desde luego se ve que habeis apostado por la calidad, pero a mi la sensacion que me da es que se trata de un articulo muy complejo, quizas demasiado, pensando en un largo viaje en el que si tuviesemos un problema con el cambio, con ese cambio, tendriamos que recurrir la presencia de un ingeniero de la nasa, algo que a lo peor en un pueblo perdido de la estepa siberiana, lo tengamos un poco dificil je, je, 

quizas este punto el de la sofisticacion, sea un posible escollo, a la hora de preparar una bici para realizar un viaje cicloalforjero, sobre todo si este se desarrolla en paises poco o nada preparados para solventar cualquier percance, y mas aun si ese sofisticado cambio se llegase a bloquear, yo he tenido varias experiencias de romper en plena ruta, y siempre he encontrado repuestos o gente capacitada para solucionarme cualquier averia, dado la simplicidad de mi máquina.

A priori, si yo tuviese que pilotar tu bici, con mis preferencias de pilotaje, estoy seguro que me condicionaria llevar un cambio tan sofisticado y tan caro, a la hora de meter la bici por algunos estrechos senderos empedrados, librandome muy mucho de hacer el cabra y reprimiendome de realizar muchos bonitos recorridos  fuera de la carretera.

Evidentemente para lo que esta diseñado ese cambio, es para un entorno muy urbanita y civilizado, y quizas en Europa central ese sistema triunfe, pero aqui va a ser casi imposible que se vean  muchos de estos sistemas, ya que por unos 85 € tienes un cambio de gran calidad y eficacia, al cual le puedes dar caña a tope, y te va a responder a las mil maravillas.

 

Avatar de Usuario

Manuel

Manuel comento el 05/03/2017 : como nuevo

 

Hoy después de unos meses sin tocar las bicis de viaje nos hemos dado un garbeo por el Rin a ver que tal estaban ¡y estan como nuevas!

Es lo que esperabamos del Rohloff: cero mantenimiento. Ni cables destensados, ni ajustes, ni limpieza, ni engrases, ... tan suave como cuando lo dejamos hace unos meses ¡una maravilla!

 

Añadir nuevo comentario

 

 

    EnBici

 

Artículos
   
Mecánica
   
Viajes
 
Bicis y piezas
   
GPS
 
Ropa y equipo
   
... en ruta